El Packaging como estrategia de marketing

El término packaging proviene de la lengua inglesa y su traducción o adecuación al español, hace referencia al empaque, presentación o envoltorio de un producto para su respectiva comercialización. Sin embargo, no debe verse esto en el estricto sentido funcional de aquél material que es utilizado para contener un artículo y poder trasladarlo cuando se vende, porque implica mucho más que esto.  

El packaging además de proteger al producto y servir como un identificador para su práctico traslado, tiene un papel muy importante dentro de una buena estrategia de marketing, para cualquier empresa. De allí que, se le dé la respectiva relevancia que merece.   

El conjunto de estrategias de marketing que se planifican para un producto, deben enfocarse a la meta de colocarlo entre los primeros lugares de venta en el mercado. Por lo que, el diseño de un packaging no solo toma en cuenta todas las funciones ya mencionadas sino también, el atractivo visual que brinde al consumidor, con respecto al color, modelo de empaque, texturas, originalidad en el diseño de un envoltorio específico, entre otros. 

Qué debe tomarse en cuenta a la hora de diseñar un Packaging 

Con respecto a la funcionabilidad de un empaque, debe tomarse en cuenta, el público al que está dirigido el producto, cuánto tiempo puede estar almacenado en bodega, distancia que recorrerá desde su producción hasta su distribución y posterior contacto con el consumidor, entre otros aspectos. Pero vamos a enfocarnos en el aspecto comunicacional del packaging, referido al marketing como tal, para lograr atraer al comprador o consumidor.  

Evaluación de la competencia 

Como en toda estrategia de marketing, conocer a la competencia es fundamental. Tomando en cuenta que el packaging es la carta de presentación de un producto, esa primera impresión que debe enamorar o convencer, es importante que veamos cuál es la oferta de mi competencia más cercana a fin de mejorarla. No puede ser una simple copia, obviamente debe ser algo novedoso cuyo atractivo visual despierte en el consumidor la curiosidad por obtenerlo y descubrir de qué se trata. Si es tan bueno por dentro como promete por fuera. 

Tamaño y estilo 

Al diseñar un packaging pensando en su función como estrategia de marketing debe tenerse presente al consumidor, por ejemplo; ¿Cuán práctico es para abrirse? La forma, el estilo y los detalles, deben causar un efecto de enganche del consumidor hacia el producto. Por otro lado, tener en cuenta que el tamaño debe ser el indicado y no causar un desequilibrio que haga ver al producto inferior o insuficiente para el empaque que lo contiene.  

Diseño y marca deben acoplarse  

El packaging debe comunicar al posible consumidor varias cosas:  

  • A qué empresa pertenece el producto, resaltando un logo, un nombre, la marca distintiva que se promocionará en el mercado. 
  • ¡Innovación y calidad! Debe resaltar ese sello diferenciador, por medio de un mensaje original, acompañado de los colores, tipografías, símbolos o un conjunto integral de elementos, que transmitan directamente la idea de que el producto debe escogerse porque es diferente y bueno.  
  • Promocionar el producto con la información pertinente, esta debe señalar aspectos importantes como; materiales utilizados, fecha de vencimiento, forma de abrir el empaque, entre otros puntos pero, de una manera que no solo de a conocer datos sino que además, venda o promocione el artículo.  

Si le das la justa importancia al diseño del packaging de tu producto, aumentarás indudablemente tus ventas. Recuerda siempre que, no se trata únicamente de proteger, trasladar o distribuir de manera práctica un artículo, esto debe ir más allá.  

El packaging debe convertirse en una de tus principales estrategias de marketing para lograr aumentar considerablemente tus ingresos. En Firstrein entendemos esto a la perfección y por ello, nuestros servicios de diseño de packaging serán la inversión que hará resaltar tu producto y crecer exponencialmente tus ventas.